lunes, 3 de julio de 2017

Reflexión sobre el racionamiento, la interpretación y el análisis de la información


Actualmente, estoy leyendo "Hijos de la mente" de Orson Scott Card, que es el cuarto libro de la Saga de Ender, los pasajes que les comparto a continuación, tienen que ver con un diálogo en el libro sobre la diferencia del pensamiento racional de los humanos y el análisis de las maquinas al momento de interpretar la información:

"-Nadie es racional -dijo Miro-. Todos actuamos porque estamos convencidos de lo que queremos, y creemos que con las acciones que ejecutamos lo obtendremos. Pero nunca sabemos nada con total seguridad, así que todos nuestros razonamientos son invenciones para justificar lo que íbamos a hacer de todas formas antes de pensar en ninguna razón.

Los ordenadores son racionales. Les suministras datos, llegan sólo a las conclusiones que se derivan de esos datos... pero eso significa que son perpetuamente víctimas indefensas de la información y los programas que les suministramos. Nosotros, los seres vivos inteligentes, no somos esclavos de los datos que recibimos. El entorno nos inunda de información, nuestros genes nos dan ciertos impulsos, pero no siempre actuaríamos según esa información, no siempre obedecemos nuestros impulsos innatos. Damos saltos. Sabemos lo que no puede saberse y luego nos pasamos la vida tratando de justificar ese conocimiento.

-Sé tanto como cualquiera. El conocimiento es sólo una opinión en la que tú confías lo suficiente para actuar. No sé si el sol saldrá mañana. El Pequeño Doctor podría destruir el mundo antes de que me despertara. Un volcán podría surgir del suelo y reducirnos a cenizas. Pero confío en que habrá un mañana, y actúo según esa confianza."

No hay comentarios: