La competencia millonaria por la supremacía del mercado de vídeo streaming


Netflix, revolucionó los servicios de ver cine en casa, mientras las empresas de alquiler vídeos luchaban contra un mercado cambiante y que supuso la desaparición de grandes cadenas como Blockbuster en 2010.

Netflix, proporciona mediante tarifa plana mensual streaming (flujo) multimedia (principalmente, películas y series de televisión) bajo demanda por Internet y de DVD-por-correo (esto fue en sus inicios y solo en EE.UU.). La empresa fue fundada en el año 1997 y comenzó su servicio basado en suscripción en 1999.

Para el año 2009, Netflix estaba ofreciendo una colección de 100.000 títulos en DVD y había superado los 10 millones de suscriptores. El 25 de febrero de 2007, Netflix entregó su DVD número mil millones. En abril de 2011, Netflix tenía más de 23 millones de suscriptores en los Estados Unidos y más de 26 millones en todo el mundo.

Para el primer trimestre de 2015, tenía más de 60 millones de suscriptores en todo el mundo. Un año después alcanzó los 81,5 millones, superando ligeramente sus propias previsiones. La mayoría de estos nuevos suscriptores procedían de fuera de Estados Unidos. En diciembre de 2016 alcanzó 89 millones de suscriptores, de los cuales 48 millones son de Estados Unidos.

Por otra parte, el gigante tecnológico Amazon, comenzó a ofrecer streaming gratuito de películas con licencia y programas de televisión a los miembros de su servicio Prime en 2011, antes de estrenar sus primeros shows originales en noviembre de 2013. Desde entonces, la compañía ha ampliado rápidamente su biblioteca de contenido original.

El siguiente gráfico, muestra la comparación de cuanto se estima que han gastado en los últimos años, tanto Netflix como Amazon, en contenidos visuales en su lucha por hacerse con el mercado del vídeo streaming:

Infographic: The Billion-Dollar Race for Streaming Supremacy | Statista You will find more statistics at Statista

Comentarios