El trabajo y las redes sociales



Desde hace años, cuando se popularizó Facebook a nivel mundial, sabía que muchos reclutadores lo usaban para mirar los perfiles públicos de los potenciales candidatos, convirtiéndose en una herramienta que ayudaba al reclutador en su decisión de quienes eran o no potenciales candidatos para el puesto solicitado.

Hoy en día, las redes sociales, pueden ser fuente se despido, por ejemplo, cuando un trabajador dice a su empresa que se encuentra de baja por enfermedad, pero luego la empresa se entera por alguna de sus redes sociales, que era mentira y que dicho empleado se encontraba realmente en la playa compartiendo fotos de sus vacaciones.

A continuación, en el presente post, se presentan los datos que influyen en las decisiones de los reclutadores basándose en los perfiles de las redes sociales.

En la primera Tabla se muestran los motivos para no contratar a un candidato según lo que postea en sus redes sociales:

De mayor a menor, los motivos más importantes son: 1. Uso de lenguaje agresivo u ofensivo. 2. Referencia al uso de drogas. 3. Mala gramática. 4. Fotos bebido. 5. Actividad u opinión política. 6. Exceso de publicación de contenidos en general. 7. Vanidad (exceso de selfies y fotos personales).

1 de cada 5 empresas descarta algún candidato por lo que postea en sus redes sociales:


La última figura, nos muestra qué redes sociales son de preferencia por los reclutadores para examinar el perfil de un potencial candidato a un puesto de trabajo:


Las redes sociales de referencia son LinkedIn y Facebook, con un 48 y 46 % respectivamente. En menor medida le siguen Twitter con un 28% e Instagram con un 15%.

Comentarios