lunes, 23 de junio de 2014

Historia del Impuesto Sobre la Renta




El Centro Interamericano de Administraciones Tributarias, resume la historia del Impuesto Sobre la Renta (ISR) de la siguiente manera:

El impuesto sobre la renta fue establecido en el año 1798, por el Primer Ministro inglés William Pitt, con el fin de obtener los fondos para hacer la guerra a Francia, y se abolió en el año 1816. En 1909 Lloyd George, introdujo en Inglaterra la progresividad del impuesto y creó un tributo extraordinario aplicable a ciertas rentas.

Suiza implantó el impuesto sobre la renta en el año 1840 y Australia en 1849. En Alemania se introdujo en el año 1850 e Italia lo hizo en el 1864.

En los Estados Unidos se estableció desde los tiempos de la Colonia, como un gravamen a los ingresos de las personas físicas. En 1894 se aprobó una ley que impuso este gravamen, pero unos meses después (en 1895) fue declarada inconstitucional por la Suprema Corte de Justicia, en virtud de que chocaba con la regla constitucional relativa al reparto de las cargas tributarias, por lo cual tuvo que ser abolida.  En el año 1913 fue adoptado nuevamente.

España lo adoptó en el 1900, bajo el sistema de imposición directa sobre la renta, especialmente aplicable a las sociedades.

En Francia se puso en vigencia antes de la Primera Guerra Mundial, mediante la aprobación de la ley 1914.

En la Unión Soviética se estableció este impuesto en el año 1927.

En muchos otros países se había puesto en práctica este gravamen a finales de la pasada centuria, sin embargo alcanzó su más alto desarrollo con motivo de la Segunda Guerra Mundial, debido a las crecientes obligaciones fiscales de los gobiernos de los países involucrados.

En América Latina aparece este tributo entre los años 1920 y 1935. Los primeros países en establecerlo en esta parte del mundo fueron Brasil en 1923, México en 1924 (después de un primer intento en tal sentido en la llamada "Ley del Centenario" de 1921), Colombia en 1928 y Argentina en 1932.
Sin embargo, Joseph Caillaux, quien fue ministro de Trabajos Públicos y Hacienda, llegó a ser Primer Ministro francés (entre junio de 1911 y enero de 1912) y varias veces ministro de Hacienda (1899-1902, 1906-1909, 1911, 1912-1914, 1925 y 1935), ministerio desde el que creo el sistema proporcional del Impuesto sobre la Renta:

"Caillaux no logró evitar el estallido de la Gran Guerra, pero ha pasado a la posteridad sin embargo como el padre del impuesto sobre la renta, del cual se cumplen ahora 100 años. Inspirándose en el Einkommensteuer germano, el ministro presentó en febrero de 1907, coincidiendo con la revuelta de los viticultores que se quejaban de las desproporcionadas tasas agrarias y exigían una fiscalidad más justa, un proyecto de ley en el cual el tipo máximo de imposición se elevaba a un 2% de la base imponible.

El texto fue aprobado por la Asamblea Nacional en 1909, pero se atascaría luego en el Senado, dominado por la derecha, y no vería la luz hasta 1914, a causa de la imperiosa necesidad recaudatoria que provocó la Gran Guerra. «Doté a Francia de una fiscalidad moderna», comentaría en sus memorias acerca de este IRPF pionero que, hasta los años 50, no afectó más que al 20% de la población gala."


Licenciado en Derecho en la Sorbona parisina, trabajaría durante 10 años (1888-1898) en la Inspección General de Hacienda antes de consagrar el resto de su carrera a la función pública. Se distinguió como un furibundo defensor del equilibrio presupuestario, insistiendo en el control del gasto público y en aumentar los impuestos. Subiendo la tasa sobre el alcohol y el azúcar, así como los derechos de sucesión, logró presentar unos presupuestos generales con superávit.

Fuente: El francés que creó el IRPF y pudo evitar la I Guerra Mundial...

El impuesto a la renta –en rigor, el sistema impositivo que grava la renta– ha evolucionado en su estructura como ningún otro, adaptándose a los cambios del comercio y las finanzas internacionales, los diferentes niveles de desarrollo económico e institucional, las condiciones político-culturales y los avances tecnológicos en materia de administración, así como a los diferentes modelos de política fiscal. Esta flexibilidad compleja le ha permitido ser el mayor recaudador de la historia durante el período de mayor crecimiento de la recaudación, el siglo XX. El impuesto sobre la renta fue fruto de la guerra y la tensión social, a diferencia del impuesto al valor agregado (IVA), instrumento de comercio eficiente y justo que fue impulsado por una comunidad europea (continental) primigenia que pensaba que la integración económica traería la paz después de un milenio de conflictos.

En efecto, desde su implantación oficial en Gran Bretaña en 1799, el impuesto sobre la renta fue durante casi dos siglos una fuente de ingreso extraordinario para sufragar gastos bélicos o mitigar tensiones sociales, ya fuese en forma directa como instrumento de redistribución del ingreso, o de manera indirecta por el financiamiento del gasto público en tiempos de emergencia social. Incluso sus últimas arquitecturas de fines del siglo XX, el impuesto dual y el uniforme, obedecieron a la necesidad de pugnar por el ahorro y la inversión en una economía globalizada cada vez más competitiva.

Fuente: Barreix, A. y Roca, J. (2010). Breve Historia del Impuesto Sobre la Renta. Instituto de Estudios Fiscales, Documento de Trabajo 09/10.

Actualización (26/09/2016): Ejemplo de un análisis sobre Políticas fiscales y redistribución: Impactos a corto y largo plazo

No hay comentarios: